lunes, 21 de octubre de 2013

CAPITULO 02. Participaciones


 Un día preciso para ganar luego de algo que empezó desde ya primer ciclo. Parecía no había nadie que nos arruine el día, al menos esa idea ilusoria tenía antes de ese día. 

 La primera experiencia en el concurso de robots empezó con una primera prueba al aire libre, lejos de habitaciones con iluminación controlada. Para nuestro agrado al realizar la prueba, el robot seguidor de líneas recorrió casi toda la pista, así que el triunfalismo vanidoso llegó al escuchar la emoción del público. El problema fue que al empezar el recorrido oficial el día se desanubló, no para nosotros, así que la intensidad de los rayos solares confundieron los sensores, sumando la falta de experiencia en regulación al aire libre, entre otras, a nosotros nos confundió más. 

 Luego de esto cada miembro tomó su camino logrando entender que mientras más se participa en algo, más se tiene experiencia en ello e intentarlo con perseverancia y confianza hace la diferencia. Así uno de ellos continuó con los robots logrando triunfos, el otro logró finalizar la maestría fuera del país mientras yo gané una beca nacional para especializarme.

 Esa primera experiencia de participar fuera de las aulas controladas, no sólo me dio capacidad técnica sino me hizo ver que había todo un mundo con múltiples caminos fuera de mi zona de confort. Un mundo listo para ser descubierto hasta donde yo pusiera los límites.